El viernes 14 hizo 2 años de la operación para quitar el tumor de cáncer en el pecho. Recuerdo con mucho miedo la entrada al quirófano y sobre todo la incertidumbre de qué resultado daría la anatomía patológica tras analizarlo. El postoperatorio lo llevé bastante bien (nos drenajes un poco molestos) pero tengo buen recuerdo en general del hospital. 

Estos dos años (a pesar de que casi uno ha sido todo el tratamiento de quimioterapia y radio) han sido los mejores de mi vida porque he sido consciente de estar viva. He aprovechado y sigo aprovechando cada minuto con muchas más ganas que nunca. 

El cáncer es una bofetada de realidad que te da la vida para dejar de creerte inmortal, te hace más humilde, reconsideras todo lo que te rodea y aprendes a de verdad darle importancia a las cosas importantes. 

Leer más